Puede que usted sienta muchos escrúpulos sobre la idea de espiar en secreto a su novia, pero puede que ella no los tenga en absoluto cuando se trata de flirtear con la gente que le rodea. Así que, cuando consiga sacudirse esas restricciones morales, aprenderá…